El Cello Core se comunica con el Sensor Cello a través de Wi-Fi de baja potencia. El Cello Core crea su propio punto de acceso que actúa como un router. Una vez que un Sensor de Cello esté conectado a la alimentación, automáticamente intentará buscar el nuevo trabajo “RetroSAVE” y se registrará en el Cello Core.